miércoles, 13 de septiembre de 2017

Para ser feliz en pareja hay que ser feliz con uno mismo


Para ser feliz en pareja hay que ser feliz con uno mismo porque si la pareja es la que nos da la felicidad, siempre tendrá la tentación de ejercer el poder sobre uno.

Para ser feliz en pareja hay que desear querer tener y mantener una pareja y la capacidad cierta de poder establecer y cumplir con unos compromisos conscientes, voluntarios y revisables.

Para ser feliz en pareja hay que encontrar alguien que tampoco ponga su felicidad en nuestra presencia y actos porque nos darán un poder que terminaremos por mal usar o desperdiciar,

Para ser feliz en pareja hay que saber que la felicidad propia y la compartida deben ser resistentes a la ausencia de placer y celebraciones y que, debe mantenerse aun en el dolor y en las desdichas.

Para ser feliz en pareja hay que concebirla como una relación que la conforma como un "once" y, jamás, en un "uno". Un uno al lado de otro uno, siendo mejor cuando se está a su lado pero no, pereciendo y necesitando para llegar a ser.

Para ser feliz en pareja nunca hay que establecer como expectativa que la otra parte piense, sienta y actúe como lo hace uno y dejar que la otra parte desarrolle los elementos básicos de su personalidad aunque no sea con uno.

Para saber ser feliz en pareja no hay que prolongarla, transformándola en una conveniente relación en que el bienestar de ella, depende en el sacrificio de una, la otra o de ambas partes que la conforman.


- Roberto de Vries



"Los silencios más intensos son los que están repletos de todo lo que ya se ha dicho"

-Historia de lo nuestro (Rob Reiner 1999)

No hay comentarios: