jueves, 13 de julio de 2017

Emigrar con los niños: Haz que sean parte del proceso


Hay familias que deciden mudarse de país y esto implica un proceso de cambios muy difícil para todos, especialmente para los niños. Este cambio se debe manejar con mucha cautela y precaución, especialmente si los niños se encuentran en edad escolar.

Especialistas recomiendan que desde el mismo momento que los padres toman la decisión de emigrar, deben involucrar a sus pequeños hijos en el proceso, informándolo de los planes y tratando de dar respuesta a todas las dudas e inquietudes que tenga.

La conversación con los hijos sobre el proyecto migratorio familiar es muy importante, y se debe hacer de manera que el pequeño entienda que los cambios son necesarios y positivos para todos.

Dudas

Los padres deben estar preparados para hablar sobre el tema en muchas oportunidades y puede ser que los pequeños hagan las mismas preguntas una y otra vez, las cuales se deben responder siempre, tratando de generar confianza y tranquilidad en el niño.

¿Por qué nos vamos?, ¿Cuándo nos vamos?, ¿Qué pasará con mis cosas?, ¿y mi colegio?, ¿por qué el resto de la familia no viene?, ¿qué va a pasar con mi mascota?, son solo algunas de las preguntas que el niño hará una y otra vez.

Los padres debes estar conscientes y preparados para la gran cantidad de interrogantes y deben estar muy claros en las respuestas, pues estas preguntas solo son una representación de las dudas del niño y de lo que otras personas también quieren saber.

Para que el niño entienda y asuma de manera positiva el cambio que ocurrirá en su vida, es necesario que viva un proceso de despedida, por lo que los padres deben tratar de que el pequeño tenga una conexión entre el pasado, presente y futuro, amplitud en la forma de relacionarse con otras personas y la gratitud.

Tomando en cuenta estos tres elementos el niño podrá vivir esa ruptura sin que se quede con un sentimiento de vacío, por el contrario entendiendo que puede vivir otros mundos, tener nuevas experiencias y mantener vínculos muy cercanos en la distancia con los familiares y amigos que se quedan.

¿Cómo hacerlo?

Muchos padres sienten dudas y miedo de hablar con sus hijos sobre sus intenciones de emigrar, pues no saben cómo lo van a tomar y si dicho cambio vaya a ser considerado por el pequeño como positivo.

Los especialistas recomiendan que la mejor forma de hacerlo es relacionado el tema con algo muy familiar para el pequeño, como por ejemplo un cuento infantil.

En ese sentido la psicóloga Rosario Vásquez recomienda el cuento infantil “La vida sin Santi” de Andrea Maturana, pues a través de esta historia se puede hablar de los que se quedan, los que se van, del futuro, del vacío que queda, de la forma de llenar ese vacío con nuevos afectos y nuevas experiencias.

Uno de los temas más difíciles de entender para los pequeños es la separación de sus amigos, pues necesitan una explicación y este cuento permite tocar y explicar el tema de manera sencilla para el niño.

Es importante que los padres expliquen a sus hijos que luego de la separación, pueden llegar a sentir un vacío les pondrá tristes, pero que se debe hablar de ello y no será duradero, y que muy pronto ese vacío se llenará con la conexión de nuevas personas que formarán parte de su mundo en el nuevo colegio y los nuevos amigos de su vecindario.

Cualquier cuento, historia o herramienta con el que niño se sienta cómodo, puede ser la excusa para tratar el tema de manera de generar la confianza y seguridad que tanto necesita.

Para hablar de los planes migratorios familiares con los hijos en edad escolar se deben tener muy en cuenta los siguientes aspectos:
  • Claridad: Siempre hablarles con la verdad e involucrarlos en los preparativos.
  • Hacer maletas: Decirles que ellos harán sus propias maletas y que se podrán llevar sus cosas favoritas.
  • Hablarles del lugar donde vivirán y si es posible mostrarle fotos de los parques cercanos.
  • Colegio: Contarles todo sobre el nuevo colegio y si es posible mostrarle fotos para que se vaya familiarizando.

Fuente: yoemigro.


No hay comentarios: