sábado, 11 de marzo de 2017

En la pareja: beneficios de dormir en camas separadas


A veces nos preguntamos cómo romper con la rutina en nuestra pareja, qué hacer de diferente o qué tips poner en práctica para no caer en el aburrimiento; es así que existen tantos recursos, y entre ellos se puede nombrar una tendencia, una moda que está en auge y es expuesta por muchos famosos hoy en día; una actividad que se “inscribe” con signos de interrogación, ya que genera montos de incertidumbre en la pareja. Qué les parece plantearse el mantener habitaciones separadas, o mejor dicho, camas separadas.

Esta es una práctica que dependiendo de los códigos que se manejan en la pareja puede resultar normal como no, puede despertar sentimientos de inseguridad, celos o rechazo ante tal postura, o mayor afirmación en el deseo de autonomía e independencia en la rutina cotidiana; lo real es que ante tal situación, o ante la posibilidad de dormir en camas separadas, hay que analizar en primera instancia cuáles son los beneficios para cada miembro de la pareja.

La posibilidad de dormir en camas separadas tiene sus ventajas y desventajas; entre los resultados positivos que se pueden nombrar está la capacidad de autonomía que se asume ante la rutina cotidiana, por ejemplo los horarios del trabajo y de descanso, poder leer un libro hasta altas horas de la madrugada sin molestar al otro, o mirar la televisión sin inquietar a la otra persona; así también otra ventaja a resaltar es que no todas las noches son iguales, y el dormir por separado genera incertidumbre y aumento del deseo de estar con la otra persona. Como desventajas se puede generar en algún miembro de la pareja la sensación de falta de amor, de que la otra persona ya no lo quiere como antes, y frente a esto aparecen los reproches y las quejas; también, se pierde el contacto corporal que implica el dormir juntos.

Como toda práctica esta significada por las costumbres y la cultura, las necesidades y creencias que se manejan en la pareja, es bueno poder plantearse la situación y tomar la decisión entre ambos, planteando los pros y los contras, los códigos a seguir y los beneficios que se van a alcanzar; siempre dado en un marco de respeto y valoración ante cada miembro de la pareja.

Recuerda, vivimos en una sociedad donde debemos encontrar a nuestra media naranja, a esa persona que nos complemente y nos “complete”; cada persona es un ser independiente y diferente del otro, por lo cual podemos estar en pareja sin perder nuestra individualidad; por lo tanto, podemos dormir en camas separadas sin que signifique que la relación esta deteriorada.

Lic. Rosana Aranchuk
Postgrado de Especialización en Psicosomática.
http://www.elterritorio.com.ar


No hay comentarios: