martes, 7 de febrero de 2017

Roja boca manantial de besos...


El poder seductor de unos labios rojos

Imaginemos unos labios carnosos, suaves, húmedos, excitantes. Ahora imaginemos unos dientes que los muerden, sensualmente, desde la comisura de la boca hacia el centro, lentamente. Y ahora veamos esos labios impregnados de un fuerte y brillante carmín rojo… ¿Mejora o no la escena?

El atractivo de una barra de labios de color rojo vivo no tiene competencia en maquillaje. Transmite energía, pasión, fuerza, atractivo a raudales y es síntoma inconfundible del atrevimiento de la mujer que lo luce. El rojo es símbolo de poder y seducción y durante años se ha identificado con una buena salud reproductiva, lo que se traduce en todo un reclamo para el subconsciente masculino.labios rojos

Ejemplos del buen uso de unos labios rojos los tenemos en Marilyn Monroe, en Grace Kelly. Elisabeth Taylor era forofa de este color y Ava Gardner lo lucía siempre que tenía ocasión. Angelina Jolie conoce de sobra cómo resaltar sus abultados labios con este “método” y Dita Von Teese, la pin up del siglo XXI, no se desvía ni un milímetro de esta estética, donde los labios rojos son el centro de toda la atención.

Que el rouge despierta los instintos más primarios lo sabemos todos, e incluso lo ha demostrado hasta un estudio de una universidad francesa en el que un grupo de camareras pintadas con carmín rojo recibían más propinas por parte de los clientes masculinos que las que no los llevaban o no iban maquilladas. Conclusión: el Red Effect existe y se traduce en pasión, fogosidad, calor.

Ya a mediados del siglo XX el maquillaje se convirtió en una terapia contra la depresión. Las ventas de productos cosméticos arrasan en épocas de crisis y en concreto, las compras de labiales rojos son el producto estrella en los años de “vacas flacas”. Esto es resultado de que el refrán “poner al mal tiempo buena cara” se cumple a rajatabla, y no hay nada que mejore más una expresión que una boca sensual porque unos labios rojos no pasan de moda, no tienen edad, son ideales para el día, para la noche, aumentan la autoestima, el atractivo, suben la líbido y resaltan la belleza.

Pensemos si no, otra vez, en un cuerpo recorrido por unos labios que van dejando un rastro de carmín allá por donde pasan, un carril de color rojo de la cabeza a los pies, un cuello con la marca inconfundible de que una mujer ha pasado por allí. La huella de la seducción definitivamente tiene forma de boca y labios de sangre.

-Gracia Granados


♪ ♫ ♩ ♬
Roja boca, boca loca 
Roja boca manantial de besos 
Dulces besos se desbocan 
Y al desearte me mantienen preso 

Roja boca me provocas 
Y de pronto siento que me muero 
Me parece que esa boca 
Está a un paso de decir, te quiero

No hay comentarios: