miércoles, 3 de agosto de 2016

La pasión nos tomó por sorpresa, desprevenidos...


La pasión nos tomó por sorpresa, desprevenidos como casi siempre sucede. En un abrir y cerrar de ojos estábamos amándonos con adoración. No había vuelta atrás. No había retorno. Éramos un sentimiento único, una sola boca, un solo cuerpo incapaz de reconocerse en sus orígenes.

Sabía de antemano que te irías con la llegada del sol, por eso te abracé en mis sombras; sin luz para que vivas siempre en mí, sin resplandor para no olvidarte nunca.

—Leunam


♪ ♫ ♩ ♬
Reloj no marques las horas
Porque voy a enloquecer
Ella se irá para siempre
Cuando amanezca otra vez

Nomás nos queda esta noche
Para vivir nuestro amor
Y tu tic-tac me recuerda
Mi irremediable dolor

No hay comentarios: