miércoles, 31 de agosto de 2016

Eran un millón de pequeños detalles...


Eran un millón de pequeños detalles, y al sumarlos todos se veía que estábamos hechos el uno para el otro. Y yo lo supe, lo supe la primera vez que la toqué. Fue como llegar a casa, solo que a una casa que nunca había visto. Y fue al darle la mano para ayudarla a bajar de un auto…y lo supe. Fue como…magia”.

Sam (Tom Hanks) en “Algo para recordar”



No hay comentarios: