martes, 14 de junio de 2016

5 pasos para descubrir si tú eres una persona tóxica


Naturalmente somos seres sociables. Aunque muchas veces no lo queramos admitir, nos importa mucho la opinión de nuestros pares, a veces más, otras veces menos, pero sin dudas, el ser humano siempre necesité la acción y reacción de otras personas.

En estas acciones y reacciones están enmarañadas un sinfín de historias que traemos en nuestra (mochila de vida), nuestra crianza, las cosas que vivimos en nuestra infancia, las influencias de nuestros educadores, nuestros pares, y hasta de nuestros compañeros y parejas. Cuando interactuamos con otra persona con comportamientos tóxicos muchas veces puede influir en nuestra vida cotidiana.

Algunos rasgos generales de las personas con personalidades tóxicas tienen que ver con un gran ego, el pesimismo, la descalificación hacia el otro, el descontento en general, entre otras cosas.

Aquí detallamos cuáles son los principales comportamientos de las personas tóxicas:

1. Se victimizan

Una persona tóxica está continuamente tratando de generar culpas en el otro. Si encuentras que alguien pretende ser el centro de atención, o siempre cuenta sus penas y desgracias para caer en el rol de víctima, puede que estés frente a una persona tóxica.

2. Ego excesivo

Alguien con comportamiento tóxico habla asiduamente de sí misma, sin interesarle lo que tenga el otro para contar. Cuentan de su vida, sus logros, sus virtudes y casi nunca dan lugar a su interlocutor para que cuente algo de sí mismo.

3. Todo está mal

Para las personas tóxicas todo es pesimismo. Huye raudamente de la persona que consecutivamente se queja y encuentra el vaso "medio vacío". No hablamos de personas que tengan un mal día, sino de aquel que hace del pesimismo su modo de vida.

4. Son absorbentes y manipuladores

Básicamente las personas tóxicas son inseguras de si mismas, por lo que su forma de demostrar fortalezas es a través del autoritarismo y la manipulación. Como dijo alguna vez Nelson Mandela: "No levantes tu voz, mejora tu argumento".

5. Son descalificadores

Nada de lo que hagas estará demasiado bien para la persona tóxica. Siempre tendrá algo que objetar. No permitas que su limitación emocional te influya negativamente.

Fundamentalmente, una persona tóxica es un ser infeliz. Pueden tener alguno o todos estos rasgos. Siempre es bueno ayudar a las personas a ver su pesimismo, o su falta de consideración a través de los buenos modales y las buenas acciones. Pero sin dudas, cuando una persona tóxica se te acerca, si no puedes ayudarlo simplemente trata de que no te afecte. Y ten en cuenta estos consejos para no convertirte en una de ellas.

-Fernanda Gonzalez Casafús
https://familias.com/images/logos/small_spanish.png

No hay comentarios: