martes, 19 de abril de 2016

Cuando el amor vuelve a tocar la puerta

 

El amor en la tercera edad parece ser una situación llena de mitos y prejuicios. Sin embargo, son muchas las personas que comienzan una relación en esta etapa de la vida. Camila Gutiérrez, psicóloga de Clínica Alemana, especialista en sexualidad y adulto mayor, explica que el amor de pareja puede ser vivido a cualquier edad, pero se manifiesta de distintas formas. “Las personas de mayor edad han ido atesorando sus experiencias y logran tener una etapa de enamoramiento más reflexivo y realista que el de los jóvenes”, señala.

Antes, el matrimonio era para siempre y la esperanza de vida mucho menor. No estaba dentro del panorama una segunda relación o rehacer la vida matrimonial en el caso de enviudar o separarse. La psicóloga advierte que por estas razones surge la imagen del adulto mayor que queda solo y alejado del mundo de la afectividad y sexualidad. Aunque las cosas están cambiando. “Los adultos mayores poco a poco están dejando de ser vistos como niños. En la consulta cada vez más manifiestan su interés por el tema sexual y de pareja”, señala la profesional de Clínica Alemana. 

Los prejuicios de la sociedad son otra de las dificultades que enfrentan los adultos mayores para iniciar una relación. Por lo general se asocia el amor con la juventud, y se castiga cuando ocurre en etapas más avanzadas. “Incluso, a veces son los mismos hijos quienes tienen más prejuicios, por creencias, razones económicas y también por miedo a que sus padres salgan dañados”, indica la psicóloga. 

¿Qué tipo de relación se busca en la tercera edad?

En la tercera edad las prioridades de lo que se espera de una relación tienden a cambiar. Las personas buscan compañía, intimidad y complicidad. La sexualidad deja de ser tema y pilar central y va a depender del estado de salud de la pareja el cómo vivan este aspecto. 

“Cada etapa de la vida tiene objetivos distintos. Las parejas jóvenes necesitan una persona que las acompañe en el proyecto familiar, la crianza de los hijos. El adulto mayor quiere un compañero de vida. Ambos deben reencontrar el amor una vez que los hijos han partido, o que su proyecto profesional ya ha llegado a la jubilación”, indica la experta en sexualidad y adulto mayor. 

La psicóloga concluye que el amor le hace bien a las personas mayores, ya que el ser humano por naturaleza, es un ser social, y eso no cambia con los años. De hecho, la soledad es un factor que predispone a la depresión y deterioro cognitivo.

No hay comentarios: