martes, 15 de marzo de 2016

Había una vez un campesino gordo y feo que se había enamorado...



Había una vez un campesino gordo y feo que se había enamorado (¡cuándo no!) de una princesa hermosa y rubia. Un día la princesa (vaya a saber por qué) le dio un beso al feo y gordo campesino… y mágicamente éste se transformó en un esbelto y apuesto príncipe… (por lo menos, así lo veía ella) (por lo menos, así se sentía él)"

-ILUSIÓN Publicado en Cartas Para Claudia, 1982 -Jorge Bucay


No hay comentarios: