domingo, 31 de julio de 2016

Embriáguense... Hay que estar borracho siempre.


Embriáguense

Hay que estar borracho siempre. He ahí la única cuestión.

Para no ser los mártires esclavos del tiempo, que destruye tus espaldas y te doblega hacia la tierra, hay que embriagarse sin cesar.

¿Pero de que? De vino, de poesía, o de virtud, como quieras.

Y si un día, sobre las gradas de un palacio, o sobre la hierba, o en la mustia soledad de tu cuarto, te despiertas un poco menos ebrio, pregúntale al viento, a las olas, a los astros, a las aves, al reloj, a todo lo que huye a todo lo que gime a todo lo que rueda, canta y habla, pregúntale que hora es, y el viento, las olas, los astros, las aves, el reloj, te responderán: es hora de embriagarse!

Para no ser los mártires esclavos del tiempo, hay que embriagarse sin cesar, de vino, de poesía o de virtud, como quieras.

-Baudelaire  Francia. (1821-1867).




♪ ♫ ♩ ♬
No se quien eres tu y no interesa
Solo se que mi tristeza necesita tu calor
Y al esconder mi cara en tu cabello
Pensare que solo es bello este instante del amor

Pero no, no me preguntes nada
Hazlo si quieres por favor
Bebamos en la copa de la aurora
Y esta noche pecadora emborráchame de amor


No hay comentarios: