miércoles, 20 de julio de 2016

¿Qué “nueces” nos retienen y no nos dejan avanzar?


Muchas veces luchamos y luchamos y no conseguimos progresar, algo nos retiene, nos sentimos “atados”,  “encadenados” a una pared invisible que nos impide avanzar… Si estás en esa situación, esta historia puede aportarte otra visión.

Veamos según John Beresford, lo que podemos aprender de los monos:

Hace unos años uno de mis mentores me contó una historia que nunca olvidaré. No puedo asegurar si es cierta o no, pues he escuchado varias versiones de la misma. Sin embargo, eso no importa pues es muy útil para demostrar lo que se propone.

La historia habla de una tribu nativa que vive muy adentro en la selva tropical en Sudamérica, quizás en el Amazonas. Esa gente depende de cazar una especie de mono muy pequeño y tienen un modo muy particular de capturarlos. Los monos se alimentan de frutos que recogen de los arboles; esos monos en cuestión se destacan por encontrar irresistible una nuez en particular.

Con ese conocimiento, la gente de la tribu toma algunas de esas nueces y las mete en un recipiente (símil botella) que atan a la rama de un árbol.

El largo cuello de la botella es lo suficientemente ancho para que un mono meta su mano para agarrar una nuez, pero lo suficientemente angosto para que el mono no pueda sacarla una vez que cierra el puño para retener su nuez, quedando así atascado a merced de los cazadores.

Evidentemente la nuez representa tal manjar para los monos y su atracción es tan fuerte que el mono simplemente no la suelta! Dejarla ir ni siquiera es una opción para el mono, incluso cuando su vida corre serio peligro de muerte. Se queda allí luchando para escapar de la trampa, sin entender que todo lo que tiene que hacer es simplemente soltarla!

Simplemente soltando esa cosa que lo tiene “atado”, el mono salvaría su vida.

Ahora quizás nosotros, los seres humanos, pensemos: Qué estúpido que es ese mono! Pero acaso, ¿no hacemos a veces lo mismo?. ¿No nos quedamos prisioneras/os de hábitos y creencias que no nos sirven, que nos lastiman y eventualmente a veces nos matan?

¿Qué “nueces” nos retienen y no nos dejan avanzar? ¿Qué “nueces” nos consumen toda nuestra energía (mental y física)?

¿Quizás una de esas  “nueces” sea la falta de confianza y auto estima?
¿Quizás una de esas  “nueces” sea creer en la suerte o falta de recursos en tu vida?
¿Quizás una de esas  “nueces” sea una auto imagen de sufrimiento?
Quizás vaya siendo hora de abrir el puño y soltar nuestras “nueces”….

Seguramente te sorprenderás a lo que empieza a sucederte cuando te decides a soltar las “nueces” que has mantenido aprisionada por tanto tiempo.

Fuente: http://www.mujeresdeempresa.com/



No hay comentarios: