sábado, 21 de mayo de 2016

Receta para hacer ‘Pollo al compromiso'


Todo comenzó hace 26 años, cuando la entonces editora de moda de Glamour, Kim Bonnell, le dio una receta a su asistente, Kathy Suder, que hizo el pollo a su novio, quien, un mes después, le pedía que se casara con él.

"Es una comida que tu esposa haría. Eso me hizo pensar" dice Jon Suder, que ahora tiene tres hijos con Kathy. Los pasos de este sencillo plato pasaron de asistente en asistente como una cadena culinaria. Cuando Bonnell se enteró de que su receta había inspirado tres bodas, lo llamó "Pollo al compromiso". Ahora ya está vinculado a 72 matrimonios.

"Es un plato sencillo, no vas a pasarte el día en la cocina. Simplemente se trata de preparar algo para alguien que te importa. Recuerda lo que decían nuestras abuelas: "si cocinas con amor es probable que te salga delicioso". Prueba la receta, invita a tu chico cuando consideres que es el momento oportuno y ¡haznos saber si funciona! Y... no olvides compartirla con tus amigas.

Receta para hacer ‘Pollo al compromiso'
De 2 a 4 comensales

Ingredientes:
• 1 pollo
• 1/2 taza de zumo de limón fresco, más 3 limones (1 en rodajas para adornar)
• 1 cucharada de sal marina
• 1/2 cucharadita de pimienta
• Hierbas frescas para decorar (4 ramitas de romero, 4 ramitas de salvia, 8 ramitas de tomillo y un manojo de perejil en hojas)

1. Coloca la rejilla en la parte superior del horno y precalienta a 200° C. Retira las menudencias del pollo y límpialo por dentro y por fuera con agua fría. Después coloca el pollo hacia abajo en un colador durante 2 minutos.

2. Utiliza servilletas de papel para secar el pollo. Coloca la pechuga de pollo hacia abajo en una fuente mediana y vierte el zumo de limón, tanto dentro como por fuera. Sazona el pollo por todas partes con sal y pimienta, por dentro y por fuera.

3. Con un tenedor pincha 2 limones tres veces en tres sitios diferentes y colócalos dentro del pollo (no importa si se salen un poco). Truco: Si los limones están muy duros, aplástalos y haz que rueden sobre la encimera con la palma de la mano.

4. Mete el pollo en el horno, baja la temperatura a 175 ° C y cocínalo durante 15 minutos sin tapar.

5. Retira la bandeja del horno. Con pinzas o dos cucharas de madera, dale la vuelta al pollo y colócalo hacia arriba. Inserta un termómetro de carne en el muslo y mételo en el horno durante aproximadamente 1 hora o 1 hora y 15 minutos o hasta que el termómetro llegue a 80 ° C. Pincha el muslo con un tenedor para comprobar si el jugo sale claro, si es necesario vuelve a introducirlo en el horno. Ten en cuenta que los tiempos de cocción pueden variar en cada horno.

6. Deja reposar el pollo durante 10 minutos antes de cortarlo. Aquí está el secreto: vierte la salsa de cocción por encima del pollo cortado en rodajas; este es el "jugo de cásate conmigo." Decóralo con hierbas frescas y rodajas de limón.



Espero que te quede para chuparse los dedos y  sobre todo, que surja el efecto deseado. ¡Buen provecho!




No hay comentarios: